fbpx

Inspección de edificios comerciales y residenciales con termografía IR

Hoy en día las cámaras termográficas brindan una imagen térmica de los objetos sin necesidad de tener contacto físico y esto sucede gracias a que todo objeto emite una cantidad de radiación infrarroja, también denominada “radiación IR”, que tiene que ver con su temperatura. A través de las cámaras FLIR podemos reconocer que a mayor temperatura del objeto es mayor su radiación. Las cámaras termográficas proporcionan imágenes térmicas, donde los tonos azules, violeta o verde son aquellas temperaturas frías, mientras que los tonos rojos, naranja o amarillo muestran las temperaturas más cálidas. 

Este tipo de artículos hacen uso de tecnología en constante evolución por lo que cuentan con múltiples aplicaciones en nuestros ámbitos laborales como las inspecciones en edificios comercial o residencias y en situaciones cotidianas dentro del hogar. Las inspecciones no destructivas con una cámara termográfica pueden ayudar a aislar los problemas de infiltración / exfiltración de aire frío y caliente, por lo que se pueden realizar mejoras para aumentar la eficiencia energética.

El aislamiento faltante, dañado o inadecuado, las fugas de aire en la envolvente del edificio, la intrusión de humedad y un trabajo deficiente son costosos para los propietarios de edificios residenciales y comerciales. Además que con este tipo de inspecciones y el uso correcto de la cámara termográfica se puede guardar los registros de cada trabajo, es decir se puede capturar mediante foto o video aquellos espacios donde se presenten inconvenientes. La termografía puede ayudarlo a identificar rápidamente el origen del problema para que pueda ayudar a los clientes a tomar decisiones informadas sobre las reparaciones necesarias.

Fuente: FLIR  © Teledyne Flir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.